Cuando su garaje es demasiado estrecho para una puerta peatonal lateral, pero no quiere tener que prescindir de la comodidad de dicha puerta, le mejor opción es una puerta peatonal integrada. Las puertas peatonales integradas están disponibles tanto en perfil reducido (15 mm de separación con el suelo) o estándar. Proporcionan un gran aislamiento térmico y acústico gracias a sus juntas de estanqueidad instaladas en todos sus laterales. Y para asegurarse una buena integración estética con la puerta de garaje, los marcos y las bisagras son lacados en el mismo color y tono que el panel, del cual se compone la puerta.